Cuando una persona decide vender su empresa o su participación, tiene que ser cuidadosa con todos los detalles, pero los que impactan directamente en su ganancia son los impuestos y obtener el mejor precio.

Vamos a poner en forma tu empresa

Para vender en las mejores condiciones es importante tomar la decisión con tiempo. Quizás un par de años antes de cerrar el trato. El tiempo siempre ayuda, porque analizar a los posibles clientes y ponerla en forma para conseguir el mejor trato requiere tiempo.

¿Qué voy a vender?

La sociedad, los bienes, las marcas, fórmulas, registros, o qué parte es la que representa el mayor componente del precio. El impacto fiscal puede ser muy diferente en cada caso, nuestros valuadores determinarán los precios de referencia y nuestro equipo de asesoría fiscal le puede ayudar a analizar la situación en cada caso para que usted obtenga el mejor provecho.

¿Cómo se pone en forma una empresa para venderse?

Analizando los procesos, las obligaciones y el historial de utilidades y pérdidas acumuladas.

Si hoy tu empresa tiene debilidades, podemos ayudar a mejorar sus procesos, mejorar el control interno y la calidad para ofrecer confianza al comprador.

Se necesita tener un control estricto en los procesos de generación de información financiera que sea confiable.

Agendar asesoría con el experto